Javier Fernández, de Cuatro Vientos al cielo

02 Oct 2015 en Noticias
Javier Fernández, de Cuatro Vientos al cielo

Javier Fernández López es un joven patinador madrileño nacido en el barrio de Cuatro Vientos, en Madrid, el 15 de abril de 1991. Con tan sólo 24 años ha alcanzado fama mundial y éxitos internacionales muy destacables. Actualmente es residente canadiense, desarrollando sus estudios y plan de entrenamientos en Toronto, alcanzando éxitos notables en ambos campos y siendo por ello un magnífico ejemplo de la integracion educativa en el deporte de élite.

El Club Igloo de patinaje fue el que vió nacer el amor por el patinaje en la joven promesa. Allí fue entrenado por Carolina Sanz e Iván Sáez hasta que poco después se vió forzado a cambiarse de pista de patinaje en Madrid, uniéndose entonces al Club Circus Villalba. Poco después volvió a su club original y más tarde entrenó bajo las órdenes de Jordi Lafarga.

Durante la temporada 2008-2009 obtuvo la 11ª posición en el Campeonato Europeo, clasificación que permitió ver a los entendidos del deporte que el muchacho apuntaba maneras. Entre 2008 y 2011 patina bajo la supervisión del ex-patinador ruso Nikolái Morozov en Estados Unidos, consiguiendo un Campeonato de España. Compitió en los Juegos Olímpicos de Vancouver realizados en 2010, donde se coló en 14ª posición con 206.68 puntos. Había pasado entonces más de medio siglo desde que un español competía en su categoría. Al final de esta temporada, abandona a Morozov y se hace alumno de Brian Orser.

Durante la temporada 2011-2012 es capaz de clasificarse para la final del Gran Prix de patinaje artístico sobre hielo, convirtiéndose en el primer español en lograrlo, gracias a haber sido subcampeón tanto en la Skate Canada International como en la Copa Rostelecom celebrada en Rusia.

En la temporada 2012-2013, Javier Fernández participa de nuevo en el Skate Canada International, haciéndose con la victoria. Luego obtiene una tercera posición en el Trofeo NHK. En el Campeonato Mundial de London (Canadá) realiza su mejor actuación en un Mundial, en donde consiguió un muy merecido bronce. Además, durante estos años, es campeón de España en varios ejercicios.

Después, consigue ser medallista tanto en el Campeonato Europeo (oro) como en el Campeonato Mundial (bronce), pero es durante 2015 cuando parece que Javier Fernández alcanza su punto álgido en cuanto a calidad técnica y estética se refiere. Revalida otra vez más el título de campeón europeo y consigue derrotar a su rival Yuzuru Hanyu en la final mundial, colgándose la medalla de oro a la que ningún español se había acercado siquiera con anterioridad.

Los logros de Javier Fernández trascienden los títulos deportivos. Su calidad técnica y capacidad de ejecución son asombrosos, siendo uno de los escasos patinadores capaces de realizar dos saltos cuádruples distintos consecutivos de forma consistente. Sólo esperamos, que sus éxitos duren mucho más.